lunes, 12 de marzo de 2012

PLANTAS hidroeléctricas son las más eficientes de su sector

http://www.cambio.bo/economia/20120312/plantas_hidroelectricas_son_las_mas_eficientes_de_su_sector_66435.htm

Economía

Este tipo de generación de energía usa el recurso renovable del agua porque tiene menor impacto en el medio ambiente, comparado con las termoeléctricas que usan el gas natural, cuya extracción es cara.

KAREM GANDARILLAS - Cambio


Las plantas hidroeléctricas poseen una mayor eficiencia en la producción de energía y tienen un menor impacto ambiental que las termoeléctricas, aunque la empresa privada se inclina por la segunda generadora porque la inversión inicial es menor y el retorno inmediato.

Así lo señaló Juan Carlos Guzmán, responsable de la Plataforma Energética del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), durante una entrevista que sostuvo con Cambio.

El concepto de eficiencia se define como la habilidad que tiene un sistema para lograr un objetivo y alcanzar su finalidad con la menor cantidad de recursos.

De esa premisa se desprende que el sistema hidroeléctrico tiene mayor eficiencia energética que el termoeléctrico.

El experto explicó que, para generar una unidad de energía eléctrica, se requieren 1,8 unidades de hidroenergía (generada por la caída de un caudal de agua) o en su defecto 3 unidades de termoenergía (producida por la combustión de gas natural).

Esto se debe a que cada unidad de hidroenergía produce 0,6 unidades de electricidad. La diferencia, en este caso 0,4, se considera como pérdida.

En contraposición, se tiene que por cada unidad de termoenergía que usan las turbinas a ciclo abierto se obtienen 0,3 unidades de electricidad.

Otra desventaja del sistema termoeléctrico es que consume energía finita (gas), cuya extracción es cara. Además, su uso es contaminante, ya que para producir energía entra en combustión.

En cambio, el recurso hídrico es renovable y tiene menor impacto sobre el medio ambiente, dijo.

Para el Estado invertir en energía hídrica significa inyectar dinero en un proyecto a largo plazo, aunque esto coadyuva a salvar los momentos de crisis de termoelectricidad.

Inversores

Sin embargo, pese a las ventajas que ofrece el sistema hídrico, los inversionistas privados se sienten atraídos por el sistema termoeléctrico, apuntó Guzmán. Esto se debe a que construir una central hidroeléctrica tiene un mayor costo que comprar una turbina de gas.

El gas natural para generar energía eléctrica cuesta 1,30 dólares el millar de pies cúbicos, debido a una determinación que se hizo hace 10 años para evitar el alza de energía.

La diferencia del costo del gas se aprecia al compararlo con el precio al cual el combustible llega a los hogares (más de 5 dólares por millar de pies cúbicos) y con el de exportación que oscila en siete dólares el millón de BTU (unidad térmica británica).


El bagazo es opción para generar energía

Las generadoras eléctricas que poseen las plantas azucareras originan excedentes que pueden insertarse en el Sistema Interconectado Nacional (SIN), explicó Juan Carlos Guzmán, responsable de la Plataforma Energética del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla).

En ese sentido, recordó que  en 2008 el ingenio Guabirá, situado en el norte de Santa Cruz,  comenzó a generar electricidad a partir del bagazo (residuo de la caña de azúcar que al quemarse produce vapor y genera energía).

Su eficiencia en la generación de electricidad permitió que la azucarera tenga un excedente de 23 megavatios (MW), que ingresan al SIN.

Agregó que no ocurrió lo mismo con el proyecto Yane del ingenio Unagro, que tiene un potencial de 35 MW, cuyo excedente no se inyecta en la red, según datos de la revista Reporte y Energía, publicada en abril de 2011.

A su vez, los ingenios La Bélgica, San Aurelio y Bermejo sólo generan su propia energía, pero no tienen proyectos para ingresar al SIN.

La planta azucarera que instalará el ingenio San Buenaventura en el norte de La Paz prevé la creación de una central eléctrica que usará el bagazo para su funcionamiento.

Allí se generarán 30 megavatios hora, que cubrirán las necesidades del ingenio y aportarán energía para una población no menor de 75 mil habitantes.