martes, 28 de febrero de 2012

Gobierno anuncia 11 mil empleos en empresas públicas

UN INFORME DEL GOBIERNO SE PLANTEA COMO META QUE EL EMPLEO SE CUADRUPLICARÁ EN RELACIÓN AL 2005 

LA PAZ/OPINIÓN elpais@opinion.com.bo | 28/02/2012 | Ed. Imp.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos es una de las empresas que genera mayor número de empleo archivo.

Las empresas públicas del país generarán en total, este año, 11.251 fuentes de trabajo, casi cuatro veces más que el año 2005, antes de que asumiera la actual administración, destaca un informe oficial de los Ministerios de Desarrollo Productivo y de Finanzas Públicas.

“A diferencia de gobiernos neoliberales que daban curso a políticas de asignación partidaria, actualmente las Empresas Públicas reclutan capital humano a través de procesos de selección que evalúan el grado técnico y académico, brindando la oportunidad a personal calificado y especializado que aporte al desarrollo nacional”, dice el documento.

Recuerda que desde la gestión 2006, el Gobierno desarrolló la promoción y generación de empleo, mediante la aplicación de un conjunto de medidas económicas de alto impacto y se cita como ejemplo, la nacionalización de los hidrocarburos y minerales, la creación de empresas estratégicas y la consolidación de las empresas públicas.

Se explican como etapas históricas, la nacionalización entre las gestiones 2006 y 2007 que recuperó a favor del Estado las empresas YPFB, Huanuni, Vinto y ENDE  con lo que se consolidaron las fuentes de trabajo existentes en esas empresas.

Luego llegó el proceso de creación de empresas públicas nacionales estratégicas. “Producto de una acertada redistribución de los recursos generados por las empresas nacionalizadas se pudo invertir en la creación de nuevas empresas, incrementando las fuentes laborales en el sector”.

Y se agrega que a partir de una “eficiente administración de los recursos generados por las nuevas empresas, se pudieron consolidar las mismas en el mercado nacional”.

Según el informe oficial, el año 2006 las empresas estatales generaban 2.836 fuentes de trabajo. El año 2006, gestión en que asume el Gobierno la actual administración, las empresas estatales generaron 7.752 fuentes de empleo. El año 2007, los empleos subieron a 8.212. El año 2008, se elevaron a 9.709, el año 2010 a 10.584, el año 2011 a 11.132 y para este año se estima que en total las empresas estatales darán empleo directo a 11.251 personas.

EXTRACTIVAS 

Cinco empresas del sector denominado “extractivo”, generan un total de 7.843 empleos.

“La naturaleza del sector extractivo genera la necesidad de incorporar mayor cantidad de trabajadores, destacándose el caso de COMIBOL-Huanuni, por la creación de más de 4.800 nuevos empleos para un sector antes discriminado por el modelo neoliberal”, se explica. La distribución de fuentes de trabajo en este sector estatal es de 461 empleos (5.88 por ciento ) en Vinto, 1.631 (20.80 por ciento ) en YPFB, 5.732 (73.08 por ciento ) en COMIBOL, y 19 (0,24 por ciento ) en el Mutún.

MANUFACTURAS

En el sector de empresas estatales denominadas como “manufactureras”, se tienen 579 fuentes de trabajo para un total de ocho empresas.

Estas son LACTEOSBOL con 71 trabajadores (12.26 por ciento ), la Empresa de la Castaña con 107 empleos (18.48 por ciento ), COFADENA con 61 empleos (10.54 por ciento ), SEDEM con 31 (5.35 por ciento ). EBIH con 33 (5.70 por ciento ), CARTONBOL CON 46 (7.94 por ciento ), EMAPA con 207 (35,75 por ciento ) y otro grupo denominada “resto con 23 trabajadores (3.97 por ciento ).

“La mayoría de las empresas de este sector se encuentran en fase de implementación, como AZUCARBOL, EASBA, PAPELBOL, ECEBOL e EBIH, razón por la cual cuentan con el personal necesario para dar continuidad al inicio de operaciones. En el caso de las empresas EBA, EMAPA y LACTEOSBOL, se encuentran en etapa de producción pero el requerimiento laboral tiene un nivel más técnico y de mayor cuantía”, explica el informe.

Agrega que el SEDEM es una entidad descentralizada cuya función principal es apoyar la puesta en marcha de las empresas públicasproductivas y asesorar las etapas posteriores de su desarrollo.

SERVICIOS 

En el sector de empresas estatales de servicios existen 2.710 fuentes de trabajo para un total de 7 empresas.

Estas son ECOBOL con 807 trabajadores (29,32 por ciento ) Aguas con 843 (30.63 por ciento ), BOA con 367 (13.34 por ciento ), EMTAGAS con 103 (3.74 por ciento ), ENDE con 254 (9.23 por ciento ), DAB con 179 (6.50 por ciento ) y Bolivia Tv con 199 (7,23 por ciento ).

En el caso de las empresas de servicios se destaca que la BOA crea nuevas fuentes de empleo como consecuencia del crecimiento de sus operaciones, además del paso de personal eventual a permanente.

Hay 13 empresas en producción 

El Estado boliviano cuenta con 13 empresas en plena producción, de las cuales seis están consolidadas, y otras ocho se encuentran en fase de implementación, según un informe oficial del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Se explica que en la etapa de implementación las empresas nacen bajo la tutela del Estado y gozan de su financiamiento. Y cuando se encuentran en la etapa de producción, ya pueden ser auto sostenibles.

“En el momento en que se consolidan no sólo devuelven los recursos que obtuvieron del TGN, sino que tienen la capacidad de aportar al Estado para que el mismo continúe incubando nuevas empresas o destine esos recursos a políticas sociales en beneficio de la ciudadanía”, se indica.

Las empresas estatales que oficialmente son consideradas como consolidadas, son la Boliviana de Aviación (BOA), la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL), Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Depósitos Aduaneros Bolivianos (DAB), Transporte Aéreos Bolivianos (TAB) y la Empresa Metalúrgica Vinto (Vinto-Nal).

“Aportan al Estado y han alcanzado una madurez que les permite establecer planes de expansión. Por ejemplo, COMIBOL, está ejecutando un ambicioso programa de industrialización del litio en el salar de Uyuni, proyecto que en pocos años permitirá que el Estado cuente con nuevos recursos”.

Empresas estatales esperan reducir a 20 por ciento índices de la extrema pobreza

 Los Ministerios de Finanzas públicas y de Desarrollo Productivo atribuyen a las empresas estatales, especialmente las de carácter extractivo, el rol central en la reducción de los índices de la pobreza en el país.

“El crecimiento económico que ha permitido que se reduzca la pobreza extrema que afectaba a 38.2 por ciento de la población en 2005, gracias a la ejecución de amplios programas sociales se ha reducido a 24.3 por ciento en 2011 y se espera que para el 2015 llegue a menos del 20 por ciento”, dice un informe de ambos ministerios.

DESIGUALDAD Agrega que la desigualdad también se ha reducido mientras el índice Gini en 2005 tenía un valor de 0.60, a 2009 su valor se redujo a 0.51. El coeficiente de Gini es un número entre 0 y 1, donde 0 corresponde a la perfecta igualdad, es decir, todos tienen los mismos ingresos y donde el valor 1 corresponde con la perfecta desigualdad, es decir, una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno.

Según esta versión oficial la reducción del índice de Gini quiere decir que Bolivia es un país en el que la distribución del ingreso tiende a favorecer a los más pobres.

“Las empresas públicas han contribuido de sobremanera a este resultado. Hasta el momento lo han hecho las extractivas, en el futuro se espera que lo hagan las manufactureras generando empleo y ofreciendo recursos para garantizar la sostenibilidad de los programas sociales. Tal la virtud del nuevo modelo económico”, se afirma.

El reporte respecto a reducción de la pobreza extrema en los últimos diez años señala que el 2000 era de 45.2 por ciento, el 2001 bajó a 38.8 por ciento, el 2002 subió a 39.5 por ciento, el 2003 se redujo a 34.5 por ciento, porcentaje que se mantuvo el año 2004 y el 2005 subió a 38.2 por ciento.

El año 2006 la pobreza extrema fue medida en 37.7 por ciento, el 2007 se tuvo el mismo nivel, pero el 2008 se produce una drástica reducción a 30.1 por ciento, el 2009 a 25.1 por ciento, el 2010 a 25.4 por ciento y el 2011 a 24.3 por ciento.

PIB Los Ministerios de Finanzas Públicas y de Desarrollo Productivo también señalan que el Producto Interno Bruto ha logrado una tasa de crecimiento importante en la última década: de 1.7 por ciento que creció el 2001, a 5.1 por ciento el año pasado con la perspectiva de que este año llegue a crecer al 5.5 por ciento.

Según esta información oficial, el año 2002 el crecimiento del PIB fue de 2.5 por ciento, el 2003 fue de 2-.7 por ciento, al 2004 fue de 4.2 por ciento, el 2005 de 4.4 por ciento, el año 2006 (primer año del actual Gobierno), fue de 4.8 por ciento, el 2007 de 4.6 por ciento, el 2008 de 6.1 por ciento, el 2009 de 3.4 por ciento, el 2010 de 4.1 por ciento y el 2011 de 5.1 por ciento.

Recuerdan que el Producto Interno Bruto (PIB), es una medida agregada que expresa el valor monetario de la producción de bienes y servicios finales de un país durante un año.

 “Su crecimiento permite ver la expansión de la capacidad productiva. La tasa de crecimiento desde 2006 es mayor, mientras que entre 2001 y 2005 fue de 3.1 por ciento en promedio, entre 2006 y 2010 subió a 4.6 por ciento. A partir de 2011 se espera que supere el 5 por ciento, aspecto que muestra que gracias a la aplicación del nuevo enfoque la producción se está dinamizando”.

Estado busca alcanzar niveles de industrialización

 La constitución de empresas estatales es un proyecto estratégico del gobierno del presidente Evo Morales que busca superar la situación de país productor y exportador de materias primas y alcanzar niveles de industrialización.

”Se pretende impulsar el cambio de la matriz productiva que permita superar el patrón primario exportador por un proceso industrializador y generador del valor añadido. En los más de 20 años de neoliberalismo se creyó que esta tarea se llevaría a cabo por generación expontánea y se pensaba que el mercado dejado a su libre albedrío produciría empresas eficientes”, señala un informe oficial de los Ministerios de Finanzas Públicas y Desarrollo productivo.

“Ésta es la razón fundamental para la intervención del Estado, ya que si la misma no es asumida de esta forma, lo más probable es que la capacidad productiva del país no se expanda o incluso decline. Así, el sector público se convierte en el acto más importante, simbólicamente lleva la camiseta número 10 de un equipo de fútbol”.

Agregan que las empresas públicas forman parte de un sistema de desarrollo armónico y las empresas manufactureras guiadas por el sector público son parte del impulso que le da el Estado al desarrollo. “Sin embargo, no debe entenderse que es el único mecanismo pues éste se articula a otro tipo de intervenciones que en conjunto permiten la mejora de las condiciones de vida de la población”.

El análisis estatal agrega que se espera que con el tiempo las empresas incubadas al amparo del Estado comiencen a generar utilidades y apoyen a la dinamización del modelo que, entre otras cosas, también se caracteriza por la redistribución del ingreso entre los agentes económicos bolivianos y, especialmente, entre aquellos sectores excluidos y marginados de la sociedad.

Se explica que la creación, impulso y consolidación de las empresas estatales en Bolivia forma parte de un profundo proceso integral de cambio de la estructura económica del país, por tanto, éstas deben entenderse en el marco del nuevo modelo Económico, social, comunitario y productivo, vigente desde el año 2006.

Se recuerda que este modelo tiene como característica fundamental la intervención del Estado y que responde a un contexto caracterizado por la crisis y a una historia que muestra el fracaso del neoliberalismo.

Se afirma que el mundo actual padece al menos cinco crisis estructurales que son la energética, la alimentaria, la climática, la financiera y de políticas macroeconómicas que han puesto en duda la viabilidad del capitalismo en el mediano plazo y la del neoliberalismo en el corto plazo.

Desde el 2006, agrega, Bolivia asume una vía alternativa. “Ésta se caracteriza por un Estado que tiene por funciones planificar la economía, administrar empresas públicas, invertir en el sector productivo, asumir el papel de banquero, regulador y entre otras más, redistribuir el excedente, con preferencia hacia los sectores que históricamente nunca fueron beneficiados”.

 “Los neoliberales consideraban que la intervención del Estado en la economía era nociva para el desarrollo de Bolivia. Por ello apelaron a viejos argumentos económicos neoclásicos que mostraban que cuando se dejaba a los mercados actuar sin restricciones, la eficiencia se incrementaba.