jueves, 2 de junio de 2011

Pacto de Unidad, por la revolución productiva

Política
sectores sociales y gobierno elaboraron la propuesta que incluye medidas estructurales para garantizar la seguridad y soberanía alimentaria

Gabriela Ramos - Cambio


Organizaciones sociales agrupadas en el Pacto de Unidad presentaron ayer, junto al Órgano Ejecutivo, el proyecto de Ley de la Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria, que busca garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria a través de 16 políticas de Estado.

Este documento fue entregado al presidente Evo Morales, en un acto desarrollado en el Palacio de Gobierno, para que el texto consensuado sea derivado al Órgano Legislativo.

“Una vez que sea aprobada (la ley) por la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) y promulgada, sentará las bases para el incentivo de programas agrícolas y agropecuarios que garanticen una plena soberanía alimentaria”, señaló el Jefe de Estado.

El proyecto de ley fue presentado también a la Asamblea Legislativa Plurinacional para su tratamiento y posterior aprobación. El presidente Morales sugirió al Órgano Legislativo que trabaje esa normativa y, de ser posible, la sancione hasta el 21 de junio, cuando se celebra el Año Nuevo Andino-Amazónico.

El ministro de Autonomía, Carlos Romero, hizo una explicación de los motivos que llevaron al Gobierno a elaborar esta norma, todos relacionados a la crisis alimentaria y los efectos del cambio climático sobre la producción agropecuaria mundial.

Por ello recalcó la necesidad que el Gobierno tiene de garantizar la provisión de alimentos para el país y, a su vez, aprovechar la coyuntura mundial para convertir a Bolivia en un país productor de alimentos.

LEYES CONSENSUADAS

Morales destacó el hecho de que el proyecto de ley fue trabajado y consensuado, por más de tres meses, en una comisión tripartita conformada por el Pacto de Unidad (organización que agrupa a comunidades interculturales, campesinos e indígenas), el Ejecutivo (ministerios de Autonomía, Desarrollo Rural, Desarrollo Productivo y Economía y Finanzas) y la Comisión de Economía Plural de la Asamblea Legislativa.

“De esa manera se convertirá en la tercera ley de consenso que entrará en vigencia en Bolivia; la primera fue la Ley Educativa Avelino Siñani-Elizardo Pérez, seguida de la Ley de Pensiones. Ambas fueron consensuadas con los sindicatos de educadores y con la Central Obrera Boliviana (COB), respectivamente”, explicó el mandatario.

Dijo que se decidió trabajar el proyecto con esos sectores porque en anteriores gobiernos no se puso atención a los pequeños productores.

Recordó que las medidas de incentivo para los agroproductores, como la creación del Banco Agrícola, sólo beneficiaron a los grandes empresarios con créditos que no pagaron.

SEGURO AGRÍCOLA UNIVERSAL

El ministro Romero explicó que la Ley Productiva ordena la creación de dos entidades autárquicas: la Empresa Estratégica de Apoyo a la Producción de Semillas y la Empresa de Producción de Abonos y Fertilizantes.

Morales destacó que gracias a esta ley se creará el Seguro Agrícola Universal Pachamama, que establece el subsidio para los productores con menos recursos.

También otorga a los productores plenas garantías para no se vean afectados por las consecuencias del cambio climático que se manifiesta con sequías, inundaciones y otros fenómenos que dañan a la producción.

OBSERVATORIO

Morales anunció también la creación del Observatorio Agroambiental Productivo, cuya finalidad será controlar y monitorear la producción y venta de alimentos, y evitar que exista especulación, subida de precios u ocultamiento de producción agrícola y ganadera. 

También se creará el Comité de Biodiversidad, que evaluará los productos aptos para el consumo e identificará a los que dañen a la salud pública.

Gracias a la Ley Productiva se incentivará una actitud de preservación de la tierra para cuidar su potencialidad a fin de dedicarla a actividades de producción, añadió.

Recordó que antes el departamento de Cochabamba era poseedor de grandes extensiones de tierra para producir alimentos, al punto de que se le denominaba el granero de Bolivia.

Lamentó que en la actualidad varios de esos suelos fueron invadidos por construcciones, a las que llamó “plantaciones de cemento”, lo que incidió en la reducción de las áreas destinadas a la producción de alimentos.

Citó también que el proyecto de Ley de la Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria permitirá la creación del Instituto Técnico Agropecuario en cada capital de provincia para crear conciencia en la familia campesina acerca de la necesidad de que existan más profesionales especializados en agropecuaria.

Por otra parte, el Primer Mandatario exhortó a la Central Obrera Boliviana (COB) que acelere el trabajo de consenso para la elaboración de la Ley General del Trabajo.


Cidob destaca la visión oriente-occidente


El secretario ejecutivo de la Confederación de Indígenas del Oriente de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez, destacó el hecho de que la elaboración de la Ley Productiva permitió unificar las visiones de oriente, la amazonia y occidente para elaborar ese proyecto de norma que, una vez aprobado, apunta a reforzar la producción agrícola.

“Esta ley servirá para reforzar la producción a través de la gestión territorial, identificar las potencialidades del territorio, respetando los lugares sagrados para las culturas indígenas, viendo las potencialidades en turismo, en la producción de arroz, yuca, maíz”, destacó el dirigente indígena.

Chávez explicó que mediante esa normativa se reforzará la producción comunitaria, en el marco del proceso de cambio y la filosofía del Vivir Bien, impulsado desde el Gobierno.

“Nos integraremos a la economía comunitaria, siempre respetando a los empresarios y productores de todos los departamentos”, afirmó el líder, quien resaltó el progreso que llegará a las comunidades, pues dentro de la norma también se incluye la construcción de caminos.


Coraite: Elaboramos leyes, no sólo pliegos

A nombre del Pacto de Unidad, el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Roberto Coraite, destacó que se promoverá la economía comunitaria y, con la participación de los pueblos campesinos e indígenas, se cristalizará el modelo de economía plural contenido en la Constitución Política del Estado (CPE).

El dirigente afirmó que, en vista de que la norma fue consensuada en coordinación con las organizaciones sociales, el Órgano Ejecutivo y el Legislativo, en adelante el pueblo coadyuvará en diseñar las normas de acuerdo a la necesidad. “Nos constituimos en copartícipes de la elaboración de leyes y también seremos protagonistas de su aplicación (...) las organizaciones no sólo servimos para presentar pliegos”, afirmó.

“En esta ley priorizamos la producción ecológica, coherente con los principios indígenas, la producción orgánica, pero no limitada a la producción moderna, por decirlo de alguna forma, de transgénicos. La particularidad de esta ley es que abre una brecha histórica y rompe con el esquema neoliberal hasta hoy practicado”, señaló Coraite.


ALGUNOS POSTULADOS DEL PROYECTO

Objetivo: La presente ley tiene por objeto normar el proceso de Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria para la soberanía alimentaria, estableciendo las bases institucionales, políticas y mecanismos técnicos, tecnológicos y financieros de la producción, transformación y comercialización de productos agropecuarios y forestales, de los diferentes actores de la economía plural; priorizando la producción orgánica en armonía y equilibrio con las bondades de la Madre Tierra.

Artículo 8: (Reconocimiento de las comunidades como organizaciones económicas comunitarias). Se reconoce a las comunidades indígena originaria campesinas, comunidades interculturales y afrobolivianas como Organizaciones Económicas Comunitarias (OECOM), constituidas en el núcleo orgánico, productivo, social y cultural para el Vivir Bien.

Artículo 3: (Creación del Seguro Agrario Universal “Pachamama”). Se crea el Seguro Agrario Universal “Pachamama”, con la finalidad de asegurar la producción agraria afectada por daños provocados por fenómenos climáticos y desastres naturales adversos.

Artículo 39 y 40: En los dos artículos se instruye la creación de la Empresa Estratégica de Apoyo a la Producción de Semillas y la Empresa de Producción de Abonos y Fertilizantes, que deberán producir semillas, constituir bancos de semillas, impulsar a productores semilleros, producir abonos orgánicos, apoyar emprendimientos para el aprovechamiento de desechos para la producción de abono, entre otros objetivos.

Artículo 42: (Observatorio Agroambiental y productivo). El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras implementará el Observatorio Agroambiental y Productivo como instancia técnica de monitoreo y gestión de la información agropecuaria para garantizar la soberanía alimentaria, que deberá trabajar en coordinación con el Instituto Nacional de Estadística.

Artículo 50: (Creación del Fondo Crediticio Comunitario). Se crea el Fondo Crediticio Comunitario - FCC, a ser administrado en fideicomiso por el Banco de Desarrollo Productivo, con la finalidad de otorgar créditos para la producción agropecuaria a Organizaciones Económicas Comunitarias (OECOM), Organizaciones Económicas Campesinas y pequeños productores, al menor costo posible, con recursos del Tesoro General de la Nación (TGN).

Artículo 29: (Creación de Institutos Técnicos Agropecuarios). El nivel nacional del Estado y las entidades territoriales autónomas, en convenio con organizaciones sociales que así lo planteen, asumirán el establecimiento y funcionamiento de Institutos Técnico Agropecuarios Públicos y de Convenio para la formación técnica superior y capacitación en el área rural.

Artículo 28: (Política de Apoyo a la gestión territorial indígena originaria campesina, comunidades interculturales y afrobolivianas). Tendrá el objeto de apoyar los procesos de implementación, ejecución y financiamiento de Programas de Gestión Territorial Indígena - GTI, elaborados y presentados por las organizaciones matrices de los pueblos indígenas y naciones originarias, con el fin de promover y dinamizar el desarrollo organizativo, social, cultural, económico y productivo de los pueblos indígenas en sus territorios.

Proyecto: El proyecto de ley está compuesto por tres títulos, 56 artículos, y disposiciones finales, transitorias, abrogatorias y derogatorias.

Tomado de: http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2011-06-02&idn=46669